septiembre 17, 2019

Essbio logró reparar falla que dejó sin agua a 80 mil personas en Chiguayante durante fin de semana

La empresa sanitaria Essbio logró reparar la matriz dañada que provocó un corte del suministro de agua potable por más de 36 horas y que afectó a 80 mil personas de la comuna de Chiguayante. La Seremi de Educación anunció la suspensión de clases para 11 establecimientos educacionales, además de salas cunas y jardines infantiles.

La rotura de una tubería principal de agua potable ubicada en el sector Valle La Piedra, mantuvo durante todo el fin de semana sin agua a gran parte de la comuna de Chiguayante.

No obstante, durante la tarde del domingo la emergencia comenzó a ser superada, luego que la empresa lograra reparar el fallo. La buena noticia fue confirmada por el intendente de la región del Bío Bío, Sergio Giacaman, tras una reunión del Comité Operativo de Emergencia.

De acuerdo a lo señalado por la autoridad, pasadas las 19:30 horas comenzó a ponerse a prueba el llamado Plan A sobre la zona del fallo, en la intersección de las calles Cochrane y San Martín, una solución mecánica que permitió devolver el servicio a los vecinos durante la noche.

Asimismo, Giacaman aseguró que se encontrarían funcionando dos de las tres bombas que alimentan el suministro de agua potable, por lo que alrededor de las 22:00 horas, gran parte de la comuna debería contar con el recurso.

Además, tras el término del quinto COE, la autoridad indicó que se mantendrá la suspensión de clases para este lunes, y que se le pidió a Essbio que también ejecute el plan B, de manera que la reposición sea robusta.

Pese a la restitución del suministro, el intendente indicó que hay muchas cosas para investigar y que, por lo tanto, este lunes se espera la llegada del superintendente de Servicios Sanitarios a nivel nacional para sostener una reunión.

Recordemos que la comuna de Chiguayante pasó todo el fin de semana sin servicio de agua potable, luego de que una falla en una tubería provocara el corte del suministro a las 9 de la mañana de este sábado. El servicio debía reponerse el sábado en la noche, pero un nuevo fallo en la reparación provocó que las labores se extendieran indefinidamente.

La situación obligó a que la empresa sanitaria dispusiera más de 100 estanques de agua en varios puntos de la ciudad, intentando paliar en alguna manera los estragos y el caos que complicó a más de 80 mil vecinos.

El gerente de clientes de la sanitaria, Claudio Santelices, confirmó que los trabajos fueron exitosos, pero hizo un duro mea culpa.

“Somos los responsables, de hecho los únicos responsables. Por eso pedimos disculpas. Nuestra obligación es entregar un servicio que esté disponible 24/7, por lo que el dolor es tanto para nosotros como para nuestros clientes”, señaló.

“Estamos dolidos por una situación que nos sobrepasa en aspectos técnicos. Este no es nuestro estándar. Las autoridades están enojadas y con justa razón. Nosotros entregamos un buen servicio y lo demostramos durante el terremoto, donde en menos de un mes pudimos restituir el servicio pese a tener 58 megacortes similares a este”, aseveró.

Más temprano, el seremi de Salud del Bío Bío, Héctor Muñoz, anunció dos sumarios sanitarios en contra de Essbio. El primero por el masivo y prolongado corte en el suministro, y el segundo por desplegar operarios a cargo de los estanques de agua potable que no estaban capacitados ni certificados en su manipulación.

Indignación en vecinos

La emergencia causó frustración, molestia e indignación entre los más de 80 mil vecinos que se vieron afectados con la emergencia, tanto por su falta de preparación, como por el incumplimiento en los plazos estimados.

“Hemos tenido que ir a ver familiares en otras comunas para lavar la ropa o bañarnos. Estamos como en el terremoto”, manifestó una vecina.

Otros vecinos indicaron que no tienen ninguna “esperanza” de que esto repercuta en algún tipo de indemnización o compensación. “Al final ellos nunca pierden”, señalaron.

Al respecto, el alcalde de la comuna, Antonio Rivas, también reaccionó con molestia y arremetió duramente contra Essbio, especialmente tras conocerse que la falla pudo haber sido advertida a tiempo.

“Tenemos una empresa que no tiene competencia. Nosotros no la podemos elegir. Nos la impone un modelo que nos pone en manos de una empresa que no está preparada para estas contingencias”, indicó en un punto de prensa.

También tuvo palabras para indicar que residentes de la zona cercana a la falla, en Cochrane con San Martín, tuvieron durante días indicios sobre problemas en las tuberías, pero que la empresa no las habría atendido.

“Esto fue desgaste de material. La empresa no tenía noción y luego actuó de manera tardía”, sentenció.

Clases suspendidas

En tanto, el seremi de Educación del Bío Bío, Fernando Peña, confirmó la suspensión de clases para este lunes en los 11 establecimientos educacionales de Chiguayante.

Al respecto, Peña indicó que se suspendieron las clases en todos los colegios que reciben subvención, asegurando que se establecerá una jornada de marcha blanca para que las familias puedan volver a la normalidad.

Related posts